Página principal En la Escuela Sala de prensa Contactos Vinculos Fundación Museo del Mar
Los corales Anterior Siguiente

Factores que afectan el desarrollo de los arrecifes

Temperatura

  • Los arrecifes coralinos sólo se desarrollan en aguas cálidas, de tempera­turas comprendidas entre los 20 y los 30 °C. Por esta razón sólo se presentan en las zonas tropicales.

Oleaje

  • Las aguas muy turbulentas afectan el crecimiento del coral, pues lo fracturan. Por otra parte las aguas muy calmadas impiden la buena alimentación y oxigenación del coral.

Salinidad

  • Para que los corales crezcan a plenitud, se considera que la proporción óptima de sal en el agua debe ser de 30 gramos de sal por litro. En las desembocaduras de los ríos la salinidad es baja y por eso ahí no crecen arrecifes de coral. Tampoco crecen corales en las aguas hipersalinas (de salinidad muy alta) que generalmente se encuentran en cuerpos de agua cerrados.

Luz y transparencia del agua

  • Los corales sólo crecen en aguas claras, en las que penetra la luz. No se forman arrecifes de coral por debajo de los 45 metros de profundidad ni en aguas turbias. La luz es fundamental para las microalgas (zooxantelas) que viven dentro del tejido de los pólipos. En esta relación simbiótica el coral obtiene alimento de las algas, que transforman la luz en energía quí­mica (carbohidratos, aminoácidos, etc.) gracias a la fotosíntesis. También reci­be oxígeno. Por su parte las micro­algas aprovechan los desechos meta­bó­licos del coral (nitrógeno y fós­foro), ayu­dándolo a eliminarlos más fácil­mente. Lo más importante de esta rela­ción es que acelera el proceso de pro­ducción y depósito de Carbonato de Cal­cio. Sin esta simbiosis los corales no po­drían formar los grandes arrecifes y vivi­rían como colonias aisladas.

 

Baja, imprime y diviértete con «Los corales»
de la Zona de juegos

  Museo Marino de Margarita > El museo > Los corales  
Twitter Facebook YouTube Flicker Twitter Facebook YouTube
facebook twitter Youtube flickr blogger